Ruta castor


LA RUTA DE LOS CASTORES :  UN VIAJE POR LOS RÍOS DE EUROPA

¿A dónde vas?

Allá donde fluya un río

En la dirección del viento

A la tierra de los castores

Llevo bastantes años recorriendo España  a pie. Camino Francés, Vía de la Plata, Camino del Norte, Aragonés.  En estos años he acumulado experiencias de todo tipo. He conocido personas de todo el mundo con las que he caminado y compartido. De todas las experiencias, la que más he interiorizado es la del tiempo. En estos viajes se pierde la noción del tiempo.  Muchos días te preguntas ¿Qué día es hoy? ¿Domingo? ¡Estamos tan limitados  por el tiempo! por su orden, que no nos deja vivir.

Viajar por los ríos de  Europa en bicicleta, es un sueño que llevaba persiguiendo hace muchos años. Escuchamos infinidad de mensajes sobre como vendemos nuestro tiempo (yo suelo ver vídeos de Pepe Mújica). Lo que ocurre es que nunca damos ese paso, quizás por “esa educación recibida”, por lo que dejamos atrás. Es la tercera ley de Newton “si quieres llegar a alguna parte, tienes que dejar algo atrás”.

En el recorrido que voy ha realizar, Bruselas está en mi objetivo, concretamente, el Parlamento Europeo. Llevo una reivindicación: Considerar al castor especie protegida en España. Las razones por las que hago esta reivindicación, las estoy escribiendo en este Blog y qué mejor manera de completar esta información, que visitando aquellos lugares de Europa donde se han llevado a cabo re-introducciones de castores.  Conocer para entender.

DÍA – 1 (La partida) Marcilla – Obanos.

El primer día es para las sensaciones, adaptarse a los desarrollos de la bicicleta con 20 kilos de material en las alforjas. He elegido Obanos porque está en el Camino de Santiago, el cual seguiré (a la contra) hasta enlazar con el Camino de Le Puy, ya en Francia, una vez cruzado los Pirineos. Paro en Mendigorria para una entrevista que me hacen desde Onda vasca. El Albergue de Obanos como siempre, apacible y cercano. Buen sitio para descansar ya que mañana me espera un día complicado con la subida al Perdón.

Albergue de peregrinos de Obanos. Un lugar acogedor y tranquilo donde descansar.

DÍA 2 (Obanos – Zabaldika)

Día difícil  por el viento siempre de cara. La subida al Perdón ha sido muy complicada por las ráfagas del viento lo que me ha obligado a subir la mayor parte andando. En Pamplona me detengo a despedirme de mi hija que está de prácticas en la Huertas de Arantzari. Llego hasta el albergue de peregrinos de Zabaldika. Otro pequeño y acogedor albergue de peregrinos del Camino de Santiago.

Puente de la Magdalena. Río Arga, Pamplona.

DÍA 3 (Zabaldika-Sant. Jean. P. P.)

Hoy tenía por delante tres colosos: Puerto de Erro, Mezquiriz e Ibañeta. Es un recorrido que conozco perfectamente y el puerto de Erro sabía que era el mas largo. He llegado a Roncesvalles mejor de lo que pensaba así que me voy hasta Saint Jean. Pero de todo lo acontecido hoy  me quedo con las palabras que Claudio, un peregrino italiano, me ha dicho, cuando le he explicado el motivo de mi viaje. Me ha llamado «Don Quijote». No se puede pedir más. Gracias Claudio.

Puerto de Ibañeta

DÍA 4 (Saint Jean.- Sauveterre)

Mañana con mucha niebla en Saint Jean por lo que he demorado la salida. Día soleado sin viento. En Saint Palais un café con leche 3 € así que desde ahora me lo hago yo. Me gusta tomarme un café en las terrazas de la plaza del pueblo. Lo que ocurre que 90 días a 3 euros el café son 270 €.  Así que elegiré solo días especiales para darme el capricho. Esta noche toca dormir en la tienda de campaña con el sonido del Gave de Pau, un caudaloso río que baja del Pirineo, pero sin castores.

De todos los ríos que me he topado en mi ruta, el Gave de Pau es sin lugar a dudas el menos contaminado. He cruzado este río bastantes veces estos últimos años y siempre presenta muy buen aspecto.

Mi tienda en el camping de Sauveterre.

DÍA 5 (Sauveterre – Orthez)

Hoy etapa corta y obligada parada en Orthez. Aquí tengo el cuartel general. Como tengo tiempo, he cogido la calculadora y a quitar peso. Llevo 2 alforjas adelante, y otras dos alforjas y una pequeña maleta atrás. Con las dos alforjas traseras y la maleta es suficiente. Contra más espacio tienes, mas cosas llevas para «por si acaso».

Hasta aquí conocía el terreno. Este recorrido lo hice andando hace ya varios años, así que mañana empieza lo desconocido en dirección al Garona.

La fotografía corresponde al puente medieval sobre el río Gave de Pau a su paso por Orthez.

DIA 6 (Orthez – Aire-sur-l’Adour)

La primera parte de la etapa ha sido muy rompe piernas con muchas subidas y bajadas.  Como ayer hice limpia en las alforjas las cuestas han sido más llevaderas.   El camino pone las reglas. La segunda parte muy llana y con el viento lateral pero a favor.

La primera fotografía corresponde al castillo de Morlanne. La segunda el albergue donde estoy hospedado. Solo dos españoles, el hospitalero y yo. Muy confortable.

DIA 7 (Aire sur l’ Adour- Condóm)

Hoy un buen día para pedalear, sin sol, un poco de viento a favor y buenas piernas. Estoy en tierra de vinos, concretamente, Armagnac, grandes fincas de viñedos y en ecológico.

Típica foto francesa. El cementerio junto a la iglesia y el cielo nublado.

El albergue es bastante original porque entre muchas cosas, tiene una pared con frases que escriben los peregrinos. Algún español paso por aquí y puso esto:

Si no puedes correr, trota.                   Si no puedes trotar, anda.

Si no puedes andar, usa un bastón.      Pero no te pares nunca.

DIA 8 (Condom-Valence d’Tours)

Hoy choque por fin con el primer gran río, el Garona. Desde Marcilla hasta Valence 440 km en 8 días. No está mal después de cruzar Pirineos y tanta carretera secundaria rompe piernas. Ahora cambio de dirección y sigo el río hasta Toulouse.

Río Garona

Canal del Garona, la nueva ruta a seguir.

DIA 9 (Valence – Toulouse)

Hoy una etapa fácil, solo hay que seguir el canal y el piso está en buenas condiciones.

Impresiona ver la obra de ingeniería que hay aquí. Este canal conecta el Cantábrico con el Mediterráneo y lo atraviesan cantidad de barcos de recreo.

Los desniveles los salvan con esclusas.

 

DIA 10 (Tulouse-Renneville)

La mañana empezó bien, pero al medio día comenzó el viento y la lluvia. En una tregua monté la tienda en un pequeño camping municipal y a dentro con todo mojado.

En un viaje de estas características, sabes que te va a tocar de todo, viento, frío, lluvia, calor y como no, también buen tiempo. Pero una cosa es saberlo y otra muy distinta, padecerlo. El Camino te pone en tu sitio. Cuando ves los panfletos publicitarios con los cielos despejados y los turistas sonrientes, se nos crea una idea equivocada de la realidad.

DIA 11 (Renneville-Carcassonne)

Tras una noche sin parar de llover, el día parece que da una tregua. Un cárabo me ha dado los buenos días, lo tenía casi encima de la tienda. Hoy esperan 60 km de canal de los cuales 35 de suelo embarrado. Hoy toca secar la ropa ya que tengo los tres pares de calcetines mojados.

La ruta del canal del Midi no está terminada para ciclistas. Hay zonas con rodadas que con lluvia se hace casi imposible seguirlas.  Tras muchas penurias llego a Carcassone lloviendo y calado, así que me busco un hotel ya que montar la tienda va ha ser complicado con estas condiciones.

La antigua ciudad amurallada de Carcassone es impresionante. Lástima las malas condiciones meteorológicas que me impidieron verla con tranquilidad.

DIA 12 (Carcassonne- Narbonne)

Día de viento y lluvia. La Tramontana, le llaman. Un viento que me obliga a bajarme de la bicicleta en múltiples ocasiones. Ráfagas de hasta 100 km/h y con pésimas predicciones para los próximos días. Así que cambio de planes.

Por mi cabeza pasaba la opción de abandonar. Me acerque a la estación del tren para ver posibles combinaciones hacia España. Había huelga de trenes. Bendita huelga. No había coches para alquilar, ni combinaciones de autobuses.

Tras hablar con mi hermana, esta viene a por mi con su furgoneta y volvemos a Orthez.  Dos días de descanso. Subiré hacia Bélgica por el Camino de Vezelay y desecho subir hacia el norte por el Ródano. Aprovecho a reponer material, engrasar la bicicleta, lavar la ropa.

JORNADAS DE DESCANSO

En estas dos jornadas de descanso en Orthez, he tenido serenatas nocturnas. Es lo que tiene dormir en casa de campo. En busca del responsable, hoy lo he sorprendido bajo una piedra.

Se trata del sapo partero (Alytes obstetricans).  Emite un «pitido» que se asemeja al del autillo.

DIA 13 (Orthez-Mont de Marsan)

Primer día tras el cambio de ruta. El camino de Vezelay comienza en el norte de Francia y son unos 1000 km. Luego aún queda una semana hasta Bruselas.

La etapa de hoy bastante rompe piernas alternando caminos y carreteras. Seguir el camino a la contra supone perderse las señales y acabas buscando la carretera, para volver al camino en el siguiente pueblo.

El tiempo sigue complicado y aunque llueve todos los días, no hay tanto viento como en los días anteriores. Esto te permite pedalear hasta encontrar el albergue de peregrinos.

DIA 14 (Mont de Marsan-Bazas)

No me considero muy patriota, más bien, soy hijo de la Tierra. Lo que ocurre cuando estás lejos de casa es, que a veces te sale ese orgullo por el lugar donde has nacido. Sin ir más lejos, ayer conocí a un peregrino que caminaba por la donación de órganos y me dijo que España es el primer país del mundo en trasplantes de órganos. Buen motivo para estar orgulloso, ¿no?.

Hoy una etapa llana, cruzando Las Landas y entrando en La Gironde para terminar en Bazas con su majestuosa catedral. Los albergues municipales en este camino de Vezelay, no tienen hospitaleros por lo que tienes que buscar la llave y pagar en la oficina de turismo. He llegado al albergue justo cuando se desata una tormenta de agua y granizo.

DIA 15 (Bazas-Saint-Foy la Grande)

Primer día desde que salí de Marcilla con sol desde la mañana. He vuelto a cruzar el Garona. He hablado con pescadores y me comentan que de castores nada, lo que si hay es abundantes coypus. Están por todas partes, un roedor parecido al castor pero nada que ver.

Puente sobre el Garona en la población de La Reole.

Etapa especial por los primeros 1000 Km. Tras pasar días difíciles vuelvo a tener la moral como al principio a pesar de no haber  visto ningún castor.

Gracias, Carmen y Fred por vuestro apoyo.

Hoy toca camping a orillas del río Dordogne.

DIA 16 (Saints Foy la Grande-Perigueux)

Hoy una etapa rápida vista la predicción meteorológica de la tarde, anunciaban tormenta y no se han equivocado.

Los baños públicos son un buen sitio para refugiarse de las tormentas.

La etapa de hoy bastante llana junto al río Isla. Tanto el río Dordogne como el Isla los he visto bastante contaminados. Nada que ver con el Gave de Pau. Tras hablar con lugareños bastante mayores,  ninguna recuerda que hubiera castores en los ríos antes mencionados. Lo que me han comentado es que el coypus llegó hace unos 40 años.

Río Isla.

DIA 17 (Perigueux-Chalus)

Un día de esos raros. Para evitar Limoges, me desvío hacia la reserva natural en la Región de Limousin donde hay nada menos que tres camping abiertos, según informacion y turismo. Uno no lo encuentro y los otros dos cerrados. Una tormenta me obliga a refugiarme en un colegio y al final acabo en un pequeño hotel de Chalus. Lo mejor el recorrido por la cantidad de aves que vuelan alrededor.

Otro medio de transporte con el que he coincidido.

DIA 18 (Chalux-Conpreinag)

Etapa un poco compleja por la cantidad de cruces y variantes. Es lo que tiene bordear una gran ciudad. Tras esperar unas dos horas a que pase la tormenta en una parada de autobús, termino en un camping municipal en la reserva de fauna salvaje de Limousan. Lo curioso es que estoy solo, bueno en compañía de mirlos oportunistas, arrendajos y un precioso camachuelo.  Este lugar, además de camping, alberga un centro de interpretación de esta región. Por lo visto, no debía acudir mucha gente ya que las instalaciones estaban vacías.  Es una sensación extraña acampar en solitario ya que la tranquilidad del día, se mezcla con la incertidumbre de la noche. En estas situaciones lo mejor es pensar en positivo y disfrutar de los sonidos de la fauna nocturna. De hecho, he dejado un trozo de pan al lado de la tienda  y por la mañana ya no estaba, supongo que algún 🦊.

Tarde tormentosa antes de llegar al camping.

DIA 19 (Compreinag-Crozant)

Quizás la etapa más interesante en lo a naturaleza respecta. Si hay un animal abundante por todo Francia es el erizo. He visto estos días muchos atropellados, eso significa que abundan. Sin embargo, mamíferos como nutrias, garduñas incluso visón, que en la región de Limosan parece que los hay, no he visto ni uno.

No me extraña. Aquí hay mucha ganadería y toda el agua que baja por los arroyos, que los hay y muchos, tiene un color marrón claro, cargada de purines por las escorrentías. Las especies semiacuáticas no lo tienen fácil por aquí. Qué contradicción, un paisaje con muchos árboles pero el agua, en mal estado.

DIA 20 (Crozant- Issoudun)

Etapa bastante llana y con apenas viento. Llego al camping justo antes de la tormenta. Está siendo habitual que todos los días se forma una tormenta por las tardes así que ya le he cogido el truco.

En el camping estoy solo. Llega un joven hospitalero que me invita a café mientras esperamos a que pase la tormenta. Hablamos sobre la vida, sobre la soledad, sobre lo que se siente cuando se está en el fondo de un pozo.  Tenía roto el corazón.

Aspecto del camping en Issodu. Solitario y húmedo. Yo mientras en los servicios esperando a que pase la tormenta.

Poco a poco cambia el paisaje. He pasado de grandes zonas boscosas a grandes planicies cultivadas, estoy en el centro de Francia.

DIA 21 (Issourun-Sanserre)

Tengo que reconocer que el teléfono móvil es de gran ayuda. Me sirve de guía e entretenimiento por la noche. A veces aparecen camping fantasmas, que el Google te dice que está pero la realidad es que no. Preparas la ruta para no pasarme de km y,  al final resulta que haces más de la cuenta. Así que hoy tras 100 km he llegado al Loira. Al » Luag» como lo llaman aquí.

Panorámica del Loira vista desde Sancerre. Abajo estaba el camping «Flower Camping Les Portes de Sancerre».

 

Impresionante el caudal que lleva el Loira. Tras dar un paseo por sus orillas en busca de indicios de castor, lo que si hay y en gran abundancia  la invasora almeja asiática.

DIA 22 (Sansurre-La Charite)

Hoy un día especial. Han sido solo 27 km por las orillas del Loira, aunque eso no ha sido lo especial. El error de Google ayer me ha traído hoy al albergue de La Charite,  justo al lado donde un grupo de teatro está preparando el escenario para un festival cultural. Me han invitado a comer y he pasado un rato estupendo con ellos. 

El albergue, bastante viejo y destartalado, tenia un olor especial a carpintería. En el piso de arriba, trabajaba un viejo ebanista y todo el escenario parecía del siglo XIX. Se respiraba un ambiente especial, antiguo y muy tranquilo.

Cuando estás fuera de tu rutina habitual, las decisiones que tomas cada minuto cambian por completo los acontecimientos futuros, para bien o para mejor.

Vista de La Charite un bonito pueblo a orillas del Loira.

DIA 23 (La Charite-Vezelay)

Hoy termino donde empieza el Camino de Vezelay, o Vía Lemovicensis. Mañana comienzo el Camino de Namur a Vezelay. Este camino me llevará hasta Bélgica.

Dia largo y lluvioso por carreteras secundarias y terciarias con un paisaje espectacular. Pocos peregrinos hacen a pie este recorrido y aún no me he topado con ningún español.

En el albergue cena comunitaria y con la torre de Babel, lo digo por las distintas lenguas. Lo recomiendo para aquellos que quieran aprender francés.

DÍA 24 (Vezelay-Auxerre)

Dia lluvioso pero plácido a la vez, con una primera parte por carreteras sin apenas tráfico y el resto por el canal del río Yonne. Sin castores pero con abundantes coypus. Hoy he visto un par de ellos por el canal. Causan problemas porque hacen galerías e inundan zonas aledañas al canal.

Barcaza de recreo por el canal del río Yonne.

DIA 25 (Auxerre-Tonnere)

Esto de no saber francés a veces te lleva a errores en las indicaciones. Hoy 15 km de propina. Además se anunciaban tormentas para el medio día así que para las 12 ya estaba buscando el albergue.

Las condiciones metereológicas son vitales y aunque llueve todos los días, gracias a San Google, organizo las etapas para evitar las tormentas, la de hoy con granizo. A pesar del tiempo, según me acerco a Bruselas y a la tierra los castores, mi motivación va en aumento.

DIA 26 (Tonnerre-Bar sur Aube)

Hoy me he detenido a fotografíar unas botellas de plástico y un vecino del pueblo me ha visto y al comprobar que era español me ha invitado a su casa a café con pastas. Es curioso como surgen las cosas cuando menos lo esperas. Si en tu camino quieres encontrar amabilidad, llévala contigo. Gracias, no recuerdo tu nombre, por invitarme a tu casa y por el pastel de nuez, estaba delicioso.

Hoy he cruzado por el rio Sena.

DIA 27 (Bar sur Aube –  Vitry)

Hoy buen día para pedalear. Cielo nublado con ligero viento a favor. Tengo Bélgica a tiro de piedra, aunque me detendré un par de días en Las Ardenas. Hay un par de zonas donde hay castores. Espero poder fotografiarlos aunque tenga que montar la tienda al lado del río.

He parado a mitad del camino para visitar el museo de Napoleón. Ha merecido la pena visitarlo ya que te transporta a otro siglo. Todo muy al detalle, estilo francés.

Cómo ya está siendo habitual, el camping municipal de Vitry cerrado. He tenido que hacer 6 Km de propina hasta otro camping cercano. Muy tranquilo en compañia de un ciclista jubilado alemán.

Construcciones típicas de la zona.

DIA 29 (Vitry-Courmelois)

Etapa fácil ya que gran parte transcurre junto al canal. Luego desvío hacia el camping en el pueblo de Courmelois.

Hoy he pedaleado por el canal junto al río Marne. Me he parado varias veces por su parecido a nuestro Aragón. Aguas limpias gran cobertura vegetal y plácido transcurrir.

DIA 30 (Courmelois-Charleville Mezieres)

He llegado a la tierra de los castores, ahora solo hay que buscarlos. Están en el río Muse que pasa por las Ardenas Francia y Belgica, y llega hasta Holanda, desembocando en el parque natural de Biesbosch.

El día 22 de Junio debo estar en Bruselas para el encuentro con los parlamentarios, luego me sobran dias así que cogeré rumbo a Holanda siguiendo el río Muse.

Hoy he entrado definitivamente en la región de las Ardenas donde estaré unos días.

DIA 31 (Charleville-Charleville)

Hoy día de descanso o mejor dicho, a la búsqueda del castor. He encontrado rastro muy reciente cerca de Charleville así que esta tarde intentaré fotografiarlo. El río Muse en esta zona está muy humanizado y con poca cubierta vegetal a los lados. Zona casi 100% turística con pequeños yates de un lado a otro. Lo tiene difícil el castor ya que además se se estan construyendo presas cada pocos Km.

Sauce retoñado vuelve a ser comido por los castores.

Arthur Rimbaud era natural de Charleville. Este afamado poeta francés, el cual dispone de un museo en esta ciudad al lado del río Mouse, escribió en alguna de sus obras como en su niñez jugaba con castores en las orillas del río.  Por esta razón, hay un proyecto de hacer de Charleville, la ciudad de los castores. Es curioso como el consistorio está a favor del proyecto pero parte de la población  no opina lo mismo por la cantidad de dinero público que se habría de invertir en el proyecto.

DIA 32 (Charleville-Thilay)

Hoy voy al encuentro con el río Semois, afluente del Meuse, y con presencia de castores. El camping está en el mismo río pero tengo que recorrer 5 km hasta dar con ellos. Hago espera hasta el anochecer pero no aparecen.

Tampoco veo rastro de nutria y lo he buscado. Lo que hay en abundancia es coypus. Poco castor, apenas nutria, mucho coipu, Que significa? Quizás es la respuesta a la desaparicion del visón europeo de los ríos de Europa. La perdida de la calidad del agua de los ríos. Los grandes ríos en Francia están diseñados para el turismo de yates de recreo y autocaravanas.

Huellas de castor río Semois en Thilay.

DIA 33 (Thilay-Givet)

Sigo por el río Meuse como tenía previsto hasta Givet, último pueblo de Francia, mañana Belgica. El tiempo se está complicando de nuevo así que mi destino será lo que tarde en formarse las tormentas.

Todos los días hablo con los pescadores respecto al castor y muy pocos los han visto. También así me entero de lo que pescan, sirulo, alburnos, lucios, lo mismo en todos los ríos. Las especies piscicolas también son claros indicadores de la calidad del río.

Otra cosa que me ha sorprendido de Meuse (pobre río Meuse) es la cantidad de presas que hay y las que se están construyendo. Cómo en cada presa hay una esclusa para los barcos de recreo.

Construccion de presa con el canal para yates a la derecha  y la vía para ciclistas.

DIA 34 (Gibert-Andenne)

Sigo por el río Meuse preguntando a pescadores por la presencia de castores. Algunos me dicen que si los han visto aunque la mayoría dicen que no. Están en zonas muy concretas y sin posibilidad de expansión debido a la industria que se mueve por este rio. Industrias mineras, electricas y nuclear. Por la tarde ha empezado a llover así que he tenido que. buscar refugio en un albergue especial. Un antiguo molino del siglo XV transformado. He compartido cena y desayuno con la familia que lo regenta.

Central nuclear a orillas del Río Meuse. Nunca había estado tan cerca de estos mastodontes, he tenido que bordearla.

DIA 35 (Andenne-Masstrich)

Estoy con una rueda en Bélgica y la otra en Holanda. Ademas mi afición al ciclismo me obliga a detenerme en Huy. No he podido resistir el poder subir el Muro de Huy, punto final de la clásica que Valverde ha ganado 4 veces.

Luego paso por Lieja, otra meca del ciclismo internacional, vamos que estoy en mi salsa.

Cómo ha cambiado el concepto de movilidad de Bélgica y Holanda al de España. Toda una ruta para bicicletas capaz de atravesar una gran ciudad como Liega. Los pueblos por donde paso están diseñados para moverte en bicicleta. Esto no quita que también se usa el coche y la autocaravana, cómo no.

DIA 34 (Masstrich-Reuver)

Hoy ha sido un día especial a pesar de haberme perdido varias veces. Holanda no me está decepcionando, se puede recorrer de punta a punta por carriles para bicicletas. Es increíble la concepción de movilidad que hay aquí, da igual que pases un pueblo o una ciudad, las bicicletas tienen prioridad. Qué lejos estamos en España. Eso sí, a veces es un laberinto que ni el gougle Maps lo entiende.

Tomándome una caña con un grupo de ciclistas veteranos. Los bares en Holanda son muy coquetos, cuidan todos los detalles.

DIA 35 (Reuver-Heeswijk)

Hoy disfrutado nuevamente de pedalear por Holanda. Al ser lunes, había menos ciclistas que ayer pero no deja de ser sorprendente como en las rotondas los coches ceden el paso a los ciclistas y con bastante antelación.

Esta mañana en el Lidl. Ayer fue Domingo y estaba casi a cero de suministros.

En muchos tramos de las ciudades el espacio para las bicicletas es mayor que para los coches. Si dos coches coinciden, uno para y espera a que pase el otro para no invadir el carril bici por ambos lados.

DIA 38 (Heeswijk-Veen)

Día complicado para llegar al camping. Hay tal cantidad de canales, que o tienes una guía completa de todas las rutas ciclistas, o dependes del GPS por completo. Lo mejor, e insisto, es la seguridad. No quita para estar atento en cruces y rotondas, vamos, una gozada.

Estoy a las puertas de la reserva natural de Biesbosch. Impaciente a que llegue mañana aunque espero estar aquí un par de días, por lo menos.

Hoy me han recordado la famosa frase de la época de Carlos V «Poner una pica en Flandes» Cuando esto pertenecía a España, y lo difícil que era llegar. Pues bien, llegar aquí me ha supuesto 2700 km, viento de cara en muchas ocasiones, lluvia, soledad, ganas de abandonar y, aunque mi idea inicial de llegar a Dinamarca ya la he desempeñado por temas de agenda, este viaje me está relevando, a mis 56 años, aspectos propios que desconocía. Aún me queda regresar, con viento, lluvia, cuestas, unos 2000 km más, pero con una experiencia inolvidable. Ítaca está más cerca.

DIA 39 (Veen-Drimmelen)

Hoy era el «dia D», estoy en pleno parque natural de Biesbosch y he ido a parar en este pequeño pueblo holandés que tiene un camping con un nombre muy curioso: Beverburcht, que significa:. La madriguera de los castores. He encontrado guía y barca para ir mañana al interior del parque. He visitado el centro de interpretación donde la estrella es el castor. Además, una mujer del camping se ha ofrecido a llevarme a un canal donde hay castores y «bingo» he podido gravar con mi camara al primer castor, hasta que la luz me lo ha permitido. Veremos la suerte de mañana, porque con los animales en libertad, nunca se sabe.

La última foto es la vista desde mi madriguera actual.

DIA 40 (Drimmelen-Drimmelen)

Hoy era el día y el lugar para ver los castores, así que he alquilado una pequeña barca con motor y con la compañía de Annie, una buena conocedora del lugar, nos hemos metido en el Biesbosch.

Hemos tenido suerte, en cuatro ocasiones hemos visto castores, por fin!!!. Lo curioso es que están acostumbrados a los turistas ya que el ruido del motor de la barca no los asusta demasiado.

La vegetación predominante es el sauce, sobre todo la mimbrera. No hace mucho la gente de por aquí se dedicaba a la mimbre lo que contribuyó a que este arbusto se propagada por la zona lo cual también beneficia al castor. También hay bastantes alisos (Alnus glutinosa). Me quedo por este parque natural un par de días más, ya que además de castores, la cantidad de aves que hay es impresionante.

DIA 41. (Drimmelen-Werkendam)

Tras el éxito de ayer, me desplazo al interior del parque a un pequeño camping, a 8 km del pueblo más cercano que es Werkendam.

He tenido que pasar en barco, cosa muy habitual aquí. En el centro de este parque, hay pequeñas granjas de ganado vacuno  y, agricultura intensiva, una mezcla entre la naturaleza, turismo y desarrollo agrícola.

A 2 km del camping he podido gravar a un castor durante unos segundos, mañana volveré al mismo sitio a probar suerte.

Cantidad de turistas pasan en ferry para recorrer el parque en bicicleta. Por cierto, la bicicleta eléctrica es muy común aquí en Holanda.

DIA 42 (Werkendam-Werkendam)

Último día en el Biesbosch y la cosa ha ido muy bien. Hemos estado un grupo de naturalistas viendo los castores. Este parque es a Holanda como Doñana es a España. La gran cantidad de canales y marismas atrae a muchos ornitólogos en busca de aves, y porque no, aprovechan a ver castores.

Escribano palustre.
Somormujo lavanco, muy abundante en Biesbosch.
Castor adulto se deja ver cerca del puente en uno de los canales para alegría de los naturalistas.

He estado hablando con agricultores de esta zona respecto a su convivencia con los castores y como los daños aquí son prácticamente nulos, apenas reparan en ellos.

Los naturalistas se acercan a los puentes para ver trabajar a los castores.

Todo este humedal está muy controlado. Los Holandeses son expertos a la hora de construir motas y canales. Aunque todo esto en el fondo es muy artificial, hay que reconocer que lo trabajan muy bien. Agricultura, ganadería, medio ambiente y turismo.

DIA 43 (Werkendam-Chaan)

Tras permanecer 4 días en el parque natural de Biesbosch con excelentes resultados en lo que a ver castores respecta, hoy ya voy camino Bruselas. Me voy satisfecho por lo que he visto y sobre todo, cómo la población convive con los castores. El problema de la reintroducción de castores, no son los daños que estos ocasionan, que son pequeños y cuantificables, el problema son los aspectos sociales. Cuanta fauna salvaje esta dispuesta a asumir el hombre moderno? Ocurre con el lobo, el oso, especies endémicas que necesitan un espacio y que no estamos dispuestos a darselo por intereses económicos. Aspectos sociales una vez más. Proteger al oso o al lobo es proteger su espacio de la garra despiadada del hombre. Lo mismo que con el castor.

Comienzo el regreso con la vista puesta en Bruselas. Son ya casi 3000 km recorridos con muchas anécdotas, pero sobre todo con un poco más de madurez.

DIA 44 (Chaam-Grimbergen)

De nuevo en Bélgica, tras una semana en Holanda, toca Bruselas. Estoy a solo 10 km y con una parada de autobús al lado del camping donde tengo la tienda de campaña. Mañana cojo el bus y .me voy para Bruselas a explorar la ciudad.

Hoy he podido ver rastro de castores en el lago Eghlengamviijer, cerca ya de Grimbergen. Me planteo acampar en la orilla del lago pero unos pescadores y los empleados de un centro de deportes acuáticos me comentan que no está permitida la acampada libre. Me doy una vuelta por la orilla y puedo comprobar la abundante vegetación de sauce comida por los castores.

Las grandes ciudades, como Bruselas,  son terribles para ir en bicicleta. Todo va muy rápido para mi. Buscaré una guía para recorrerla en bicicleta y el miércoles entraré con todo.

Es muy habitual toparse con familias que hacen recorridos en bicicleta. La seguridad que dan los carriles bici, invitan a este tipo de salidas donde el ingenio también está presente.

Ahora que me estaba acostumbrado a las rutas holandesas y belgas, toca volver a las carreteras secundarias de Francia y luego España.  Por lo menos en España la mayoría tienen arcén, en Francia la mayoría no lo tienen. Qué lejos estamos de este estilo de movilidad.

Así funcionan los carriles para bicicletas en Belgica y Holanda. Buscas a que lugar de estos países quieres ir en bicicleta y solo tienes que seguir las flechas. No necesitas Google Maps, excepto para los supermercados y camping, claro.

DIA 45 (Grimbergen-Bruselas)

La primera parte del viaje ha llegado a su fin.  Me hubiera gustado poner en este blog fotos y videos de castores, pero con el móvil no ha sido posible,  los vídeos y la mayoría de las fotografías las he hecho con mi cámara. Cuando regrese les quitaré peso y pondré en el blog.

Estaba equivocado al pensar que sería fácil ver castores, cómo lo es en el Arga y Aragón, por ejemplo. Los ríos por Francia, Bélgica y Holanda, o al menos, la mayoría de ellos, están muy explotados por lo que los castores se concentran en puntos muy concretos y separados unos de otros. O vas con un experto que se conoce el lugar o lo tienes complicado.

Hasta ahora, he podido localizar tras hacer innumerables paradas, 10 puntos donde he visto castores o rastro de ellos. La conclusión a la que estoy llegando es que:  tras los años que llevan los castores reintroducido en esta zona, su expansión les es complicada y es por dos motivos, según mi punto de vista. Falta de recursos alimentarios al estar las orillas muy humanizadas y, la contaminación del agua. Nada que ver con la expansión producida por los castores reintroducidos en el Ebro y sus afluentes, a pesar de la presión a la que han sido sometidos por parte de las autoridades.

Mañana es el gran día. Pondré en este blog mis impresiones tras el encuentro, pero agradezco de antemano, la buena disponibilidad de quienes me esperan mañana en el Parlamento.

Bruselas, 3000 km en bicicleta desde Marcilla, objetivo cumplido. Ahora hay que volver, Ítaca me espera.

DIA 20 de Junio.

Como ya expongo en este Blog, en el año 2003 se re-introdujeron  castores en España. Por la forma en la que se llevó a cabo dicha re-introducción, la Comisión Europea autorizó por vía de excepción la erradicación del castor en el Reino de España. No obstante,  la Comisión Europea comunicó a las autoridades españolas que en caso de que España tolerase la presencia de la especie permitiendo su establecimiento, debería examinarse la cuestión de aplicar los artículos 4 y 12 de la Directiva Europea de Hábitats.

Visto que ha quedado constatado que se han abandonado las campañas de control de la especie y que el castor ya ocupa gran parte de la cuenca del Ebro, la Comisión Europea confirma la naturalización en España.

Por lo tanto, la Comisión Europea ha comunicado a las autoridades españolas el régimen de protección previsto en los artículos 4 y 12 de la Directiva de Hábitats y que se apliquen las medidas necesarias para su cumplimiento.

Esta información que adelanto aquí, me la ha transmitido Miguel Angel Toca Gutiérrez, un activista cántabro que lleva desde finales de 2016 trabajando por el castor y que gracias a la documentación aportada a la Comisión Europea, ha colaborado en gran medida en este desenlace.

Ya sabemos que:  «Las cosas de palacio van despacio» por lo que ahora nos toca estar atentos a ver cómo se van sucediendo las noticias al respecto.

Como tenía previsto, tuve el privilegio de estar en el Parlamento Europeo y mantener una cordial reunión con Florent Marcillensi. Le trasladé las nuevas noticias sobre la decisión recientemente adoptada por la Comisión Europea. Florent se mostró muy interesado y se informará de los detalles de esta desición que espero me sean trasladados.

Respecto a mi petición de proteger al castor en España, tras este cambio en los acontecimientos, se queda resuelta, o al menos de momento. Así que me quedo a la espera de que la Comisión de Peticiones me responda y según la respuesta que se me transmita, actuaré en consecuencia. Si una petición es aceptada, se te convoca a ir al Parlamento a exponerla ante la Comisión de Peticiones. Si esto sucede, tendría que intentar buscar más apoyos en otros grupos a fin de que sean mayores las posibilidades de que salga adelante. Habrá que estar atentos,  aunque la decisión de proteger al castor en España ya ha sido aceptada por lo que considero que ya no sería necesario.

Solo toca alegrarse de los acontecimientos aunque mi viaje de venir hasta aquí para proteger al castor no hubiera sido necesario. No obstante, la experiencia que he vivido aquí en Bruselas no se me va a olvidar en la vida. He visto un Parlamento Europeo, abierto a cualquier ciudadano que tenga una petición que hacer por algo que considere importante.

He sido atendido en todo momento de una manera educada y muy cordial por todas las personas que se han visto involucradas en mi petición.

Quiero agradecer a la Delegación Navarra en Bruselas por cómo he sido atendido en todo momento y por mostrarme el Parlamento por dentro. Gracias Mikel Irujo y Ana García.

Gracias Florent por hacerme un hueco en tu agenda.

Foto de rigor con Florent Marcillensi

DIA 46  Grimbergen-Klappel)

Tras pasar unos días de turismo por la zona junto a mi familia, toca ponerse el culote y,  vuelta a pedalear.  Mi objetivo inmediato es llegar a la costa para tomar  sur hasta Dunkerque.  Toca recorrer una zona con mucha historia reciente, donde abundan los museos referentes a la Segunda Guerra Mundial. Conviene recordar esa época de la vieja Europa, que a muchos se les olvida o simplemente, no la conocen.

Cuando estaba sentado en las escaleras del Parlamento Europeo, viendo entrar y salir gente de todas las razas del mundo, pensaba en ello. No sé en la ONU como será en comparación a Bruselas, pero considero que es algo digno de cuidar y potenciar para que no se repita la trágica historia del siglo pasado.

Gante.

DIA 47 (Klappel-Brujas)

Etapa tranquila ya que gran parte de ella transcurre al lado de uno de los muchos canales que hay por aquí. Se nota el aumento de turistas ya que el camping está completo.

Último día en Bélgica. Aunque los carriles bici también abundan, Holanda le supera con creces. Seguro que echaré mucho de menos la tranquilidad de pedalear por estos dos países una vez entre en Francia y luego España.

DIA 48 (Brujas-Pray Dune)

Parecia fácil pedalear por la costa con el mar siempre a mi derecha. Los innumerables pueblos con sus puertos y polígonos te obligan a bordearlos lo que supone dar muchos rodeos. Luego están las urbanizaciones turísticas con el laberinto de calles muchas de ellas sin salida.

Lo curioso de esta zona es que las playas están vacías ya que el viento norte que sopla aquí es frío y desapacible.

En esta zona las dunas que hay están protegidas ya que tienen un importante valor ecológico, pero en realidad son pequeñas islas entre la urbe humana. Esta noche se escuchaba el mar desde la tienda de campaña. No estoy acostumbrado a esta melodía nocturna ya que lo habitual es escuchar el sonido de la goma sobre el asfalto.

DIA 49 (Prat Dune-Sangatte)

Hoy toca historia. Me detengo en Dunkerque para visitar el museo Operación Dinamo, donde se recuerda la evacuación de 300000 soldados ingleses y franceses tras el asedio nazi.

Luego Calais, donde actualmente esperan ser evacuados a Inglaterra varios miles de subsaharianos por circunstancias parecidas, guerras, hambre.

Desde lo alto de una colina se escuchaba el sonido de una gaita. Se me ha puesto la piel de gallina de la emoción.

DIA 50 (Sangatte-Groffliers)

Ya van 50 etapas, casi dos meses desde que parti de Marcilla y 3407 km recorridos.

Son muchas las sensaciones que estoy experimentando en este viaje. Pedalear junto al mar es una de ellas. Supongo que los que somos de tierra adentro nos pasa eso, vemos el mar como algo infranqueable, o izquierda o derecha, Finisterra.

Por suerte, había carril bici durante gran parte del trayecto porque el tráfico costero es intenso y, si buscas las carreteras muy pegadas al mar, es un continuo sube y baja y con pendientes muy pronunciadas, así que voy alternando. Hoy me he tirado a la derecha porque me han adelantado cuatro deportivos  a toda velocidad por una de estas carreteras costeras con curvas. Hay mucho Hamilton suelto. Les importa poco que podamos ver otra puesta de sol.

DIA 51 (Grofflier-Le Treport)

Otro día pedaleando por la costa en dirección sur, hacia casa. Hay tantos camping que a veces no sabes por cual decidirte. He buscado uno que esté en lo alto para así empezar mañana bajando. En general los camping son tranquilos y limpios. Los precios para una persona y noche con tienda de campaña varían entre 9 y 16 euros. A veces tienes que pagar 50 céntimos para ducharte. Están pensados para caravanas por lo que en muy pocos te puedes proveer de comida. Mañana tiraré hacia el este para llegar a la reserva natural que hay poco antes de la desembocadura del río Sena. Cambio de playa a Soto.

Se nota que por aquí también ha empezado el calor.

DIA 52  (Le Treport-Les Grandes Ventes)

Tras 25 km por la costa, he cambiado a dirección sureste con la intención de llegar mañana a un camping en mitad del parque natural del Sena. Mi objetivo era en un principio el camping Bison, llamado así porque crían bisontes. Cuando he llegado y he visto lo que había en el menú, me he dado media vuelta y he retrocedido 15 Km hasta donde estoy. Más que un camping era local tipo canadiense con animales disecados, cornamentas y cabezas de bisontes en las paredes, vamos como en España los toros. Ah, el   menú, carne de bisonte en casi todos los platos. Nada que ver con el camping en el que estoy, tranquilo y los dueños muy amables. Así que como hay una pequeña piscina y una barra, me he dado un baño y luego un «periflu» me ha costado que entiendan lo que era eso.

DIA 53 (Les Grandes Ventes-Jumieges)

El objetivo de parar en este parque natural era volver a encontrarme con el Sena en su faceta de río navegable. Ya más que un río es un gran canal por el que navegan grandes barcos turísticos. También, al estar cerca de su desembocadura, está a merced de las mareas. Un lodo negro emerge con la marea baja lo que delata el estado ecológico de los fondos. Así que sigo camino sur a esperas de toparme con el Loira, otro coloso río Francés de similares características.

Embarcadero en el río Sena.

DIA 54 (Jumieges-Tolleville)

Hoy retorno hacia la costa con el objetivo de llegar mañana a Omaha Beach. Quiero bañarme en esa playa histórica. Luego hay un par de museos que plasman como se llevó a cabo el desembarco en Normandía, acción que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial. Son  lugares para mi especiales, cargados de una fuerza  emocional que viene bien conocer.

Hoy en el primer camping que he parado me querían cobrar 20 euros a pesar de tener el cartel de completo. Al decirles que era muy caro y que me marchaba al siguiente, han querido regatear el precio. Vaya, esto si que no me lo esperaba. De todas formas me he marchado. He encontrado un sitio tranquilo a precio razonable. El dueño no habla inglés así que lo de regatear ni me lo planteo.

Mi chiringuito tras la siesta. Poco después una tormenta me ha obligado a recoger todo, así que la ropa dudo que se seque para mañana.

DIA 55 (Tolleville-Omaha Beach)

Hoy he llegado a uno de mis objetivos marcados, la playa de Omaha y como el día lo permitía, me he dado un baño.

Todo el recorrido de hoy, casi 90 Km, está cargado de historia son varios los museos que la recuerdan. En muchos puntos de la carretera hay vehículos militares y cantidad de banderas, Estadounidenses, Inglesas, Canadienses y como no, Francesas. Todo está cuidadosamente preparado para recibir a los miles de turistas que se acercan a diario. El lugar lo merece.

Sherman. Carro blindado estadounidense.

Hoy he llegado bastante cansado, los casi 4000 km que llevo se están empezando a notar así que mañana etapa corta. Estoy teniendo suerte ya que la salud me está respetando a pesar de no comer como en casa. Solo he pinchado una vez y las dos o tres veces que me he caído de la bicicleta no han tenido consecuencias al ser caídas casi en parado.

Puerto de Arromanches. Es quizás el lugar más visitado de Normandía. En este lugar los aliados montaron un puerto artificial por el que entraron tropas y armamento, donde hay un espectacular museo y vestigios originales de la contienda.

DIA 56 (Omaha Beach-Pireau)

Mañana diré adiós a las playas desiertas de Normandía, no sin antes contemplar la puesta de sol sobre el mar. He visto infinidad de amaneces, sobre todo en La Planilla cuando los espárragos, y lo mismo atardeceres por Peñalen, pero puestas de sol sobre el mar he visto muy pocas, así que hoy no perderé la oportunidad que este día me brinda.

Mañana tengo 90 km hasta Mont Saint Michel, otro destino señalado en el mapa. He leído que se puede entrar en bicicleta hasta el mismo lugar, mucho mejor. La bicicleta muchas veces es un lastre por no saber dónde dejarla. Aunque no bajo la guardia cuando entro en los super o museos, hasta ahora no he tenido problemas en lo que respecta a los amigos de lo ajeno. También dejó cargando en los enchufes de los baños la batería portátil para el móvil, y tampoco me la han tocado. Tendemos a desconfiar pero en los camping y albergues rara vez falta algo.

DIA 57 (Pireau-Pontabault)

Atrás dejo las playas de Normandía y tomo rumbo a Mont Saint Michel. Son muchos km para un día por lo que decido parar en un camping ha pocos Km del tan afamado lugar. Justo pincho a 8 km del camping así que me quedo en el anterior que está a 300 m. Un camping pequeño, limpio, tranquilo y económico, que no es poco. Junto a mi tienda hay un matrimonio de Bilbao muy amables y hemos quedado para ver el primer encierro de los San Fermines.

Además hay una pareja de franceses con dos hijas pequeñas que están haciendo una ruta por Francia. Lo interesante es que han diseñado un pequeño carro de varas donde las hijas van dentro y ellos tiran del carro andando. Un viaje de un año recorriendo Francia andando, otra forma diferente de ver la vida, del tiempo, con tan poco hacer tanto. Envidia sana.

Si alguno tenéis interés en conocer a esta familia y su viaje, dejo el enlace:
www.pas-sages.fr

En los camping sucede como en los albergues de peregrinos, los más pequeños en pueblos casi desapercibidos, es donde encuentras a la gente más interesante, a mi entender.

Este camping además tiene nombre de río, Selune. Al igual que la mayoría de los ríos, las aguas están contaminadas.

DIA 58 (Pontabault-Marcille)

Hoy tocaba conocer de primera mano el tan afamado Mont Saint Michel. Tengo que decir que es impresionante visto desde fuera y digo esto porque no he entrado. Primero no dejan entrar bicicletas, por lo que no me fiaba a dejar fuera la bici. Segundo, era tal la cantidad de gente que entraba que no sé cómo podían moverse por dentro. En la puerta 4 militares armados hasta los dientes. Un español que salía justo cuando me marchaba me comentó que el lugar es precioso por dentro pero que lo desvirtúa la gran cantidad de tiendas de souvenirs. Me recordaba un poco a Santillana del Mar.

El camping estaba cerca de un pueblo llamado Marcille y junto a una laguna, estaba como en casa. Aunque en estos ríos escasean o no hay nutrias y castores, sí que al menos he podido ver alguna garza real y bastantes ánades. También nubes de mosquitos.

Impresionante, Mont Saint Michel.

Marcille, pequeño pero bonito pueblo en el interior de la Bretaña.

DIA 59 (Marcille-Guipry)

Hoy una etapa cómoda por el interior de La Bretaña siguiendo el canal del río Vilaine. Río navegable para pequeños barcos y con varias exclusas. Ya sé que me repito un bastante en este tema, pero donde la mayoría de la gente ve este río un magnífico lugar para pedalear, y lo es, yo sin embargo veo un canal muy contaminado donde bañarse es imposible.

Ayer un vecino del camping me preguntó que media saco con la bicicleta. Al final del viaje pondré en este blog toda la información respecto a medias, calorías, tiempo pedaleando, y también, cuantos kilos de pasta he comido, paquetes de galletas, material, pinchazos, etc. Si alguien piensa hacer un viaje de varios meses, le puede ayudar conocer esos detalles.

DIA 60 (Guipry-Blain)

Hoy un buen día para pedalear junto al canal que llega hasta Nantes. Son muchos los cicloturistas que me cruzo que hacen la ruta de los canales de Bretaña. Una manera cómoda y segura de viajar por esta zona de Francia. Conocía las principales rutas de Francia para ir en bicicleta, pero no me imaginaba que hubiera tantas. Se puede recorrer casi toda Francia siguiendo las rutas de los canales. Además hay una red de camping muy amplia para aquellos que viajamos a bajo coste.

Otra cosa que me está sorprendiendo es que hay supermercados abiertos los domingos por la tarde. Supongo que los abrirán en esta época del año, visto la cantidad de turismo que se mueve por aquí, turismo de Interior, con autocaravanas, claro.

DIA 61 (Blain-Saint Etienne de Montluc)

Hoy etapa corta. Habia cita obligada a las 15:00 horas, pasaba el Tour de Francia por Blain y no me lo podía perder. Ha sido interesante ver la afición que hay al ciclismo en esta parte de Francia. Todo el pueblo estaba en la carretera, luego el despliegue de medios en seguridad para que todo transcurra con normalidad.

Hoy he dormido en el camping Chateau de Blain. Un lugar donde he sido recibido y atendido con gran amabilidad lo cual agradezco de verdad.

Ya he pasado de la Bretaña a la región del Loira el cual espero cruzar mañana en ferry. Nos volvemos a encontrar. Me quedo con ganas de recorrer este río de punta a punta, así que volveré en un futuro.

DIA 62 (Sant Etienne- Saint Jean de Monts)

Hoy ya he entrado en los Países de Loira, concretamente en la región de Vendee. Me ha sorprendido la vía que han hecho para ciclistas. Esto hace que familias enteras se lanzan a hacer este camino que prácticamente bordea toda la costa.

Indicación de la ruta La Vendée a velo

El tiempo es bueno y el camino también así que se pedalea de buena gana. El hecho de ir ya de vuelta a casa tras más de dos meses fuera, parece influir en las piernas que a pesar de los 4.500 km que llevan, están respondiendo perfectamente.

DIA 63 (Saints Jean de Monts-Longeville sur Mer)

Hoy he pedaleado bastante tiempo pegado a la costa y se nota el aumento de turistas playeros, en comparación con las costas de Normandía donde el tipo de turista carecía de bermudas, más un turismo de historia, lógico por otra parte.

Los camping están a tope, es temporada alta, aunque turismo mochilero se ve poco. Hoy soy el único con tienda de campaña y, las auto-caravanas son las dueñas de los camping. Los abuelos con los nietos.

Se nota la temperatura según voy bajando hacia el sur. Hoy he necesitado 4 litros de agua, creo que el día que más he bebido. Paso por infinidad de casas de verano y siempre hay jubilados arreglando el jardín, así que les pido agua, y amablemente me llenan el botellín que llevo. La gente es muy amable.

DIA 64 (Longeville sur Mer – La Rochelle)

El hecho de seguir por ríos y canales supone tener que hacer pequeños rodeos y así evitar el tráfico rodado por carreteras. Ya no importa la distancia que recorras cada día, lo que importa es lo que ves o te encuentras, es decir, el acumulo de experiencias. Digo esto porque hoy gracias al rodeo, he conocido a una pareja muy especial con la que he compartido gran parte del día. Nadia, una madre que se lanza a pedalear con su hija de tres años en la parrilla. Otra forma poco común de gastar unos días de vacaciones donde se refuerza, y de que manera, el vinculo entre madre de hija. Les acompaño hasta un camping que se adapta a las necesidades de la pequeña, piscina, columpios. Tras comer juntos, yo me despido y sigo en busca de un camping más tranquilo.

No todo fue positivo en el día. Al pasar junto a una esclusas me encuentro gran cantidad de carpas muertas, probablemente por la falta de oxigeno.

Hoy en el camping, he hecho  amistad con un matrimonio francés y sus tres hijos con los que he compartido un buen rato viendo los fuegos artificiales desde la playa. El hijo mediano de unos 9 años, es muy despierto y me ha «bombardeado» a preguntas al enterarse de los motivos de mi viaje. Tras enterarse que llevo ya más de 40 campings en mis riñones, me ha preguntado: ¿cual es el que más te ha gustado? Mi respuesta ha sido: todos aquellos que lo que me despierta no es solo la luz de un nuevo día, sino el verdadero sonido de la naturaleza. La mayoría de los camping están cerca de carreteras o autopistas, algunos de aeropuertos, y es el ruido incesante del tráfico lo que te despierta y no el sonido de las olas del mar o el canto de los pájaros.

DIA 65 (La Rochelle- Montalivet)

Hoy tocaba coger el  ferry en Royan y cruzar el estuario del río Garona. Ya han sido varios los ferrys que he tenido que coger en este viaje y la verdad es que me gusta cruzar los grandes ríos de esta manera, mejor que esos enormes puentes llenos cables y coches.

El pedalear por zonas cerca de playas, conlleva estar muy atentos ya que se comparte espacio con peatones nerviosos por alcanzar la arena mientras se hacen «selfies» con los teléfonos móviles. Tengo que echar el pie a tierra en muchas ocasiones mientras escucho la automática disculpa francesa «Excusez-moi».

La mayoría de los ferrys son gratuitos o pagas un precio simbólico. Este trayecto de la Gironde tiene una duración de unos 30 minutos para recorrer la distancia de 11 km y tuve que pagar como ciclista 5 euros.

Faro de Royan.
Tras aparcar los vehículos en las tripas del ferry, un poco de sol en cubierta no viene mal.

DIA 66 (Montalivet – Audenge)

Tras cruzar La Gironde, comienza la parte final del recorrido a través del Parque Naural de Gascogne en Las Landas. Toda esta región se puede recorrer de norte a sur, que es mi ruta, por una vía ciclista que se llama La Vélodyssée. Poder pedalear grandes distancias con la seguridad de no ser atropellado, es algo a lo que en España estamos poco acostumbrados. Esto no quita que tengas que tomar precauciones en los cruces donde no tienes preferencia. Luego los pueblos grandes o ciudades, no siempre está bien señalizada por lo que acabas echando mano al goougle maps.

Hoy juega Francia la final del mundial de fútbol. Por la tarde no había nadie en la ruta y durante el descanso del partido, he llegado al camping. He tenido que ir al bar del camping a esperar a que termine el partido para poder montar la tienda y ducharme. No me gusta el fútbol y me daba igual quien ganara, aunque mejor que gane Francia y sin llegar a la prorroga, así puedo instalarme cuanto antes.

DIA 67 (Audenge – Mimizan)

Estoy en la región del surf. En los camping se agrupan grupos de jóvenes con tablas de surf  que permanecen despiertos hasta «las tantas lo que obliga a colocarse los tapones para los oídos porque sino es imposible dormir. Por esta razón, me desvío hacia la izquierda y así acabar bordeando los dos grandes lagos de esta zona. Como no hay grandes olas, los surfistas  evitan el recorrido por lo que es más tranquilo aunque algo  más largo.

La mayor parte de la ruta transcurre por el interior de bosque de pinar con muchas zonas sombrías. Hay innumerables pequeños repechos, fáciles de salvar si los tomas con impulso desde la base.

DIA 68 (Mimizan – Capbreton)

Me quedan hasta Irun 150 km. Demasiados para un día así que hoy toca pedalear de manera más sosegada. En el camino me encuentro con una pareja de Leon que está haciendo la misma ruta. Justo en el momento, pasa una familia en bicicleta y la abuela, que va delante con bicicleta eléctrica, da con sus huesos en el suelo aunque sin consecuencias. Las bicicletas eléctricas son  utilizadas por personas muy mayores lo que es una buena actividad, pero ocurre que en los cruces y rotondas haya que andarse con mucho cuidado.

Esta zona de las landas es muy boscosa donde la vegetación mas abundante son los pinos. El sonido de las cigarras es constante e intenso. Me choca que apenas hay aves y una de las más abundante es la paloma torcaz.

DIA 69 (Capbreton – Irun)

Hoy la última etapa de mi viaje. En principio tenia previsto llegar hasta Marcilla en bicicleta pero tras el trayecto de Bayona a Irun, me lo he pensado y he decidido terminar en el albergue de peregrinos de Irun. Los últimos 20 km han sido complicados al tener que ir por carreteras con mucho tráfico y sin arcén.

En el albergue de Irun, nos juntamos un buen grupo de personas que comienzan la ruta del Camino del Norte. Ahí comencé yo también ese camino hace 4 años, aunque  solo estábamos 5 peregrinos. Hoy estábamos unos 25 peregrinos, se ve que esta ruta que lleva a Santiago tiene cada vez más adeptos. Coincido con Ana, una ciclista zaragozana que se va a la Bretaña para pedalear unos cuantos días por la zona.

La estatua de la paz, Normandía.

Quiero acabar con esta fotografía. La estatua por la PAZ en el MUNDO. Tras recorrer toda la costa francesa de norte a sur, he visto varios museos y abundantes rastros, cementerios incluidos,  de lo que fueron la Primera y Segunda Guerra Mundial.

A lo largo del recorrido  he pisado 5 países de Europa en los que he pedaleado en total libertad. No he notado ningún gesto despectivo hacia mi por ser español, al contrario. He estado en el Parlamento Europeo como en mi casa. He utilizado la misma moneda. Aunque no hablo el idioma francés, de una u otra manera terminas  entendiéndote.

En este viaje he aprendido de la importancia que tiene la Unión Europea, para que no se repintan los trágicos acontecimientos  del pasado siglo XX.

BALANCE FINAL

Muchas personas me han preguntado sobre detalles de la ruta. Cuantos km hacía por día, velocidad media, litros de agua etc. Todos los días me apuntaba detalles de este tipo por lo que los expongo a continuación.

Kilómetros totales recorridos: 5034. Incluye los km realizados por despistes o errores. Búsqueda de bancos, supermercados etc.

Velocidad media: 16,2 km/h. Considero que es una media alta teniendo en cuenta el peso de todo el material que llevas en las alforjas. Esto es debido principalmente a que he pedaleado muchos km junto a ríos y canales con buen piso y sin apenas cuestas. Cuando en el 2001 hice el Camino de Santiago en bicicleta, la media que hice fue de 14,8 km. Este Camino es bastante exigente para bicicletas y con mal piso.

Tiempo pedaleando: 311 horas. Esto supone una media de 4,7 horas por día. Solo en una etapa, me pasé de las 6 horas pedaleando. Cuando haces viajes de varios meses de duración, la organización del día es muy importante para no sufrir desfallecimientos, cortes de digestión etc. Es importante lavar la ropa y que esta se seque, luego, no puedes llegar muy tarde al camping o al albergue. Dormir las horas necesarias y las pautas entre las comidas y los descansos.

ALOJAMIENTOS

Camping – 46

Los camping son abundantes en estos países y la mayoría limpios y seguros. El problema es el ruido. Muchos están cerca de carreteras, autopistas o aeropuertos. El precio es muy variado en función del lugar y la fecha. He pagado desde 6 € hasta 28€. En un camping me invitaron y en otro querían regatear el precio. En dos camping municipales, he dormido solo. Si quieres electricidad, tienes que pagarla aparte. En muchos camping la wiffi se paga y para ducharte tienes que introducir monedas o fichas de 50 céntimos. Decir que en ningún camping me han tratado mal, en algunos, incluso me buscaban el sitio más aparente para montar la tienda de campaña.

Albergues de peregrinos- 15

Los albergues de peregrinos en Francia, son otra historia. Los hay limpios, generalmente privados, y sucios, generalmente municipales. Pueden ser muy tranquilos o muy ruidosos (roncadores). En Francia, para los albergues municipales,  tienes que buscar la llave en las oficinas de turismo (ojo con los horarios franceses). En tres de ellos dormí yo solo. La ventaja es que tienes más recursos para cocinar y seguridad para las noches de tormenta.

Hoteles – 4

El mes de Mayo fue complicado por el tiempo y muchos camping municipales estaban cerrados. En Carcassone y en Narvone no me quedo otro remedio que ir al hotel ya que el viento y la lluvia hacia muy complicado montar la tienda y más aún si estás empapado. También ocurre que  Goougle maps no está bien actualizado por lo que no tienes otra opción.

En el camino me encontraba viajeros en bicicleta, principalmente parejas de jóvenes, que hacían acampada libre. También hay bastante picaresca en los camping municipales, pernoctar sin pagar. Los empleados se rigen por un horario determinado, es decir, si llegas cuando el empleado se ha marchado, montas la tienda y luego pagas por la mañana o, te marchas antes de que venga. Solo en una ocasión me marché sin pagar ya que el horario de este empleado era de 9 de la mañana a 5 de la tarde. Llamé por teléfono y me saltó un contestador y en francés. Salí del camping a las 8 de la mañana como todos los días. En casi todos los camping que he dormido, yo era el único español. Aparte de que irme sin pagar no va conmigo, también cuenta la imagen que dejas como español en los sitios que vas.

ALIMENTACIÓN

Hacer 90 km diarios en bicicleta durante varios meses supone gastar mucha energía y si no llevas una alimentación acorde con el desgaste físico, acabas fundido, sin fuerzas o deshidratado. Un día puedes pasar sin ducharte, sin teléfono móvil, pero no si comer o beber.

Francia, Bélgica, Holanda y España son países donde hay supermercados en casi todas las poblaciones. No es necesario llevar kilos de comida en las alforjas. La bicicleta, a diferencia de ir caminando, te permite desplazarte en pocos minutos en busca de un supermercado que está a pocos km. No obstante, siempre llevaba pan y alguna lata de sardinas en aceite, atún o paté. Todos los días comía 4 piezas de fruta, dos plátanos y dos kiwis o, dos plátanos, 1 manzana 1 pera. He cocinado pasta para cenar 16 veces; ese día compraba la salsa boloñesa y hervía la pasta con el camping gas. En los albergues aprovechaba para freír huevos y patatas. He comido muchos días latas de alubias pochas, garbanzos, lentejas.

El café con leche es mi debilidad. Siempre llevaba café soluble y un tubo de leche condensada. Por las tardes compraba 1/2 litro de leche para el desayuno del día siguiente. Café con leche y galletas ha sido el desayuno de todos los días. La variedad de galletas en estos países en extensa y exquisita. Las hay sin aceite de palma y, como no, con el sabor de la mantequilla.

AGUA

La cantidad de agua que consumes es directamente proporcional al calor que hace y al perfil de la etapa. En el mes de Julio consumía 5 litros de agua al día. En el mes de Mayo, no llegaba a los dos litros. El agua nunca puede faltar. Por llevar medio kilo de agua de más, no supone exceso de peso, pero si puedes sufrir un desfallecimiento por no llevar agua de sobra.

Todos los días comenzaba a pedalear con el botellín de agua lleno. Durante la marcha, siempre que tenia ocasión lo llenaba y, aprovechaba, cuando veía alguna persona  en el jardín de su casa para pedirle agua. Muchos me ofrecían echarle limón, hielo etc. En este sentido, la gente ha sido muy amable.

En Francia, hay servicios públicos en todos los pueblos, junto al Mairie (ayuntamiento) o junto a la Eglise (Iglesia). Están limpios y me han sacado de más de un apuro, tanto con el agua como con las necesidades fisiológicas.

CAÍDAS

En el tema de las caídas o accidentes, he tenido suerte. Todo influye. Mi experiencia de andar en bicicleta suma puntos. También el hecho de no hacer muchos km diarios. Cuando pedaleas muy cansado, pierdes concentración y reflejos y las probabilidades de caerte o cometer imprudencias aumenta. Buena parte del recorrido transcurre por pistas para ciclistas lo que reduce el riesgo de accidente considerablemente.

En total me he caído 4 veces. Una me tiro el viento, y las otras tres caídas han sido fruto de girar casi en parado y no darme tiempo a sacar el cala-pié. No he tenido  consecuencias que reseñar excepto una que me golpeé el gemelo con el pedal y estuve un para de días con dolor.

AVERÍAS

Me compré una bicicleta Orbea expresamente para el viaje.  Siempre me ha gustado esta marca por su fiabilidad y por ser de casa. Hace ya unos cuantos años, visité varias fábricas de bicicletas y fue en Orbea donde mejor me recibieron. Desde entonces siempre he estado ligado a esta marca. Los únicos problemas que he tenido han sido 3 pinchazos de la rueda trasera. Esta rueda soporta todo el peso así que  cambie la cubierta delantera por la trasera y ya no volví a pinchar. Al comienzo del viaje, perdí dos tornillos de la parrilla. Con los tornillos del porta bidón solucioné el problema hasta llegar a un taller de reparaciones. No obstante,  revisaba todos los tornillos de la bicicleta y mantenía la cadena bien engrasada. En una ocasión utilicé el aceite de una lata de sardinas.

BALANCE FINAL

¿Se han cumplido las expectativas que tenia?

Tenia 4 meses de tiempo para realizar el viaje y no ha llegado a 3 meses.

Mi intención era llegar hasta Dinamarca y, por problemas de agenda del Eurodiputado con el cual me reuní,  no pasé de Holanda.

He visto castores pero no en la cantidad que me hubiera gustado.

Visto así, las expectativas del viaje no se han cumplido, menos mal que no hice ninguna reserva.

Han sido 3 meses intensos en los que he pasado días muy duros y días muy buenos. Al mal tiempo de los primeros días, se sumo el lastre emocional que llevaba, familia, trabajo, cosas pendientes que dejaba sin poder cerrar … Según soltaba lastre, el mal tiempo ya no era tan malo, las cuestas ya no eran tan empinadas, digamos que poco a poco, los Ciclopes y Lestrigones (leer poesía final) que tenia en frente, se iban apartando. ¿No era eso lo que buscabas realmente? Ya lo de menos es si las expectativas iniciales se han cumplido o no. Me quedo con la experiencia vivida, el sueño realizado, la sensación de libertad que he experimentado ha sido increíble. Sin horarios ni ataduras, solo pedalear junto a los ríos y en el interior de los bosques.  Claro que he echado de menos a mi familia, cosa que también necesitaba. Tenemos que salir fuera un tiempo para valorar realmente lo que tenemos.

En este viaje he procurado vivir solo con lo necesario y no es porque no pudiera permitírmelo, me apetecía salir un poco de mi estado de confort. No quita que en 4 ocasiones he dormido en hotel y también he cenado en algún restaurante. Quería usar el camping gas, cocinar en la tienda, comprar la comida, dormir en el suelo etc.

Siempre que viajo en plan mochilero, que es como más me gusta, llevo conmigo una poesía del poeta griego Constantino  Cavafis. Con esta poesía ÍTACA,  quiero acabar la página de Ruta Castor, un viaje en bicicleta por los ríos de Europa.

ÍTACA   Constantino Cavafis

 

Cuando emprendas tu viaje a Itaca                                                                                 

pide que el camino sea largo, 
lleno de aventuras, lleno de experiencias. 
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes 
ni al colérico Poseidón, 
seres tales jamás hallarás en tu camino, 
si tu pensar es elevado, si selecta 
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo. 
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes 
ni al salvaje Poseidón encontrarás, 
si no los llevas dentro de tu alma, 
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo. 
Que muchas sean las mañanas de verano 
en que llegues -¡con qué placer y alegría!- 
a puertos nunca vistos antes. 
Detente en los emporios de Fenicia 
y hazte con hermosas mercancías, 
nácar y coral, ámbar y ébano 
y toda suerte de perfumes sensuales, 
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas. 
Ve a muchas ciudades egipcias 
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente. 
Llegar allí es tu destino. 
Mas no apresures nunca el viaje. 
Mejor que dure muchos años 
y atracar, viejo ya, en la isla, 
enriquecido de cuanto ganaste en el camino 
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje. 
Sin ella no habrías emprendido el camino. 
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado. 
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia, 
entenderás ya qué significan las Itacas.

Edición y traducción, Pedro Bádenas de la Peña

41 respuestas a «Ruta castor»

  1. Bueno, Javier, en una jornada te has comido tres puertos pero ya has pasado el Pirineo. Como aperitivo no está mal. Ahora podrías llegar hasta Moscú sin subir ninguna montaña.
    ¡ Que el viento te sea favorable en las llanuras !

    1. Ola Javier, como estas? Esta bueno? Hoy esta un viaje en velo ? A hier estas un encontra bueno e interessante. Buena sierde e un embrasso para tu a Brussels
      Reina Vezelay saludos Pelegrín Groningen – Santiago de compostella

      1. Muchas gracias por tus ánimos. Yo me encuentro bien y espero llegar pronto a Bruselas y cumplir mi objetivo.
        Javier

  2. Ya has pasado Toulouse? Me encanta esa ciudad!
    Por cierto, Bruselas está p’arriba , jaja
    Como te tratan los franceses ?

  3. Admiramos tu intervencion para la proteccion del castor y de la naturaleza .nos acordamos todavia de la descubierta de las orillas del rio de Marcilla que hicimos contigo;ahora te seguimos en las carreteras de Francia bajo la lluvia o luchando contra el viento;ANIMO! Estas viviendo una experiencia maravillosa.Deseamos que logres captar el apoyo de los «hombres» de Bruselas.
    HASTA LUEGO,AMIGO ! jean claude y Pierrette CARRASSET ,los alumnos de Carmen

    1. Muchas gracias. Los ríos necesitan a los castores. Proteger a los castores significa proteger a los ríos.
      Un abrazo.
      Javier

    1. Si, estoy al corriente. No sé cómo se lo tomarán en el Gobierno de España, aunque me temo que lo obviaran.

  4. Hola Javier.
    Bien sabes que el camino te pregunta y pone a prueba.Muchos días de lluvia y viento.Mucho ánimo y me quito el sombrero por tu odisea.Mucho ánimo.Un fuerte abrazo.

    1. Gracias, José Luis. He pasado algunos días muy malos. Creo que nunca el Camino me ha puesto tan a prueba. Dia a Dia voy mejor porque voy soltando lastre, y no precisamente de la mochila.
      Un abrazo

  5. Mucho ánimo Javier!!!! El viaje no es fácil pero merece la pena por todo lo que estás viendo y quieres conseguir. A ver si hay suerte y ves algún castor que parece que se esconden. Un saludo

    1. Hola Bea. Espero verlos en unos pocos días. Si todo va bien, me desvío un poco de la ruta para intentar verlos.
      Un abrazo.

  6. Ánimo Javier todo esfuerzo tiene su recompensa y seguro que llegara,disfruta de la experiencia que eso ya tiene un gran valor. Bssossss

    1. Hola Gloria.
      Gracias por los ánimos. Estoy en Holanda, el país de las bicicletas viendo con mis propios ojos el concepto de movilidad que tienen aquí lo cual no quita que también usan el coche y las autocaravanas.
      Un abrazo. Javier

  7. Hola Javier , como estas disfrutando de esa aventura ,A ver si se dejan ver los castores y ánimo ya te queda menos para Bruselas.

    1. Hola Asun.
      Muchas gracias por los ánimos. El viaje está siendo una experiencia enriquecedora, a pesar de no ver castores.
      Javier

  8. Ánimo y suerte Javier!
    Estás disfrutando a tope eh…
    Una pena que no veas castores, el dia que los veas no te mueves de ese sitio en 4 ,dias
    Un saludo

    1. Hola Vilas.
      Son difíciles de ver porque están en sitios muy concretos y hay que tener un guía para llegar a ellos. Mañana llego a una reserva natural donde el castor está presente. Espero contactar con alguien que me pueda acompañar, pero es difícil. De todas maneras no solo de castores vive el hombre, el viaje me está relevando muchas cosas que desconocía de mí mismo.
      Toda una experiencia.
      Gracias por los ánimos.
      Javier

  9. Hola Javier nos alegramos mucho de que estés mejor de ánimos deseamos que te siga yendo bien y que difrutes mucho tu viaje. Un abrazo. Antonio y Josefi.

    1. Hola Antonio y Josefi. Pasado ya más de un mes desde que salí, la cosa va mucho mejor. Le vas cogiendo el tranquillo, a los horarios, los camping, la comida, pero sobre todo la mejora del tiempo. Te sorprendes ver a gente que me encuentro en los camping haciendo rutas de meses, no soy el único. Eso sí, no he visto ningún español.

  10. Bueno fabo ya lo e leido todo a sido duro pero creo que son de esas cosas que nunca se te van a olvidar espero que consigas tu objetivo que creo que te lo mereces

  11. He seguido tu periplo con interés, Javier, y comparto la causa.
    ¡ Zorionak eta eskerrik asko !
    Hace años conocí a Florent, un activista verde con una gran preparación. ¡ Marcillés y Marcillensi juntos por el castor !

  12. Bueno Javier parece que ya estás cerca de casa
    Te voy siguiendo en la web valla viaje esto da para una buena charla.
    Aquí te vamos echando de menos en la Expo de alnus del castillo pero cuando la enseñamos contamos de tu viaje . Así que cuando vuelvas tendrás cosas que contar
    ANIMO QUE YA FALTA POCO

  13. Javier eres un campeón y tienes un coraje envidiable!!! Recuerdo los inicios de tu amistad con el castor. 🙂 . Un abrazo

Los comentarios están cerrados.